El dormitorio es mi lugar favorito y estoy seguro que el tuyo también. Por eso debemos consentir cada rincón de este lugar.

Solo me centraré en uno de los tantos objetos comunes que tienen los dormitorios: el cabecero.

Elegir un cabecero es, sin duda, adquirir una de las piezas más llamativas de este espacio. Es por eso que la elección de un cabecero debe pensarse con toda la seriedad del caso.

Lo primero que te diremos es que debes valorarlo como parte de un conjunto. El protagonismo de esta pieza, al fin y al cabo, la decides tú y nadie más.

1. Elige el estilo de cabecero que mas te encaje.

Todos tenemos claro lo que nos gusta y lo que no. Si eres amante de la naturaleza viva, entonces los estilos Animal Print serán una buena elección.

A muchos les gustan estilos que se asemejen a la piel de un tigre, una cebra o una jirafa. O quizás te inclines por estilos más sobrios que evoquen lugares del mundo.

Aquí las opciones son muchas: quizás un estilo oriental, hindú, japonés, ciudad ultra moderna. Incluso hasta puedes evocar una época en particular. Las posibilidades son muchas.

2. Cabeceros tapizados.

La variedad de telas y tejidos se pierden de vista. Aquí nos podemos referir a modelos acolchados o sencillamente tapizados.

Ambos modelos representan lo más sobrio y sofisticado. Si quieres aportar una dinámica cálida o tranquila al dormitorio, empieza a ojear los muchos diseños existentes.

Piensa en función de tus actividades nocturnas y basa tu decisión en ellas: si eres amante de la lectura o de la TV o de conversar con tu pareja.

Te dejamos algún cabecero para que puedas pegarle un vistazo:

39,99€
199,00
1 Nuevo Desde 39,99€
A partir de 17 febrero, 2018 2:07 pm
amazon.es
44,99€
1 Nuevo Desde 44,99€
A partir de 17 febrero, 2018 2:07 pm
amazon.es
Envío gratuito
89,99€
249,00
1 Nuevo Desde 89,99€
A partir de 17 febrero, 2018 2:07 pm
amazon.es

3 Cuadros o láminas.

Esta opción se corresponde con dormitorios pequeños o con poco espacio. Un collage de fotografías o de cuadros, quizás láminas con mensajes divertidos.

El espacio para la imaginación es grande aquí, siendo el límite tu creatividad.

La ventaja de este tipo de cabecero es que es muy fácil renovarlo cada cierto tiempo y tampoco se tiene que invertir mucho dinero, obteniendo unos resultados que dejarán a más de uno con la boca abierta.

39,99€
199,00
1 Nuevo Desde 39,99€
A partir de 17 febrero, 2018 2:07 pm
amazon.es
44,99€
1 Nuevo Desde 44,99€
A partir de 17 febrero, 2018 2:07 pm
amazon.es
Envío gratuito
89,99€
249,00
1 Nuevo Desde 89,99€
A partir de 17 febrero, 2018 2:07 pm
amazon.es

4 La misma pared.

Haz de la pared que te sirve de cabecera un gran lienzo. Saca a relucir tu vena artística para darle otro colorido. Incluso el vinyl adhesivo es de mucha utilidad, pero en paredes lisas. Igual, con un poco de imaginación esa fría pared puede ser un muy bonito cabecero. Intenta ahora mismo.

5 Formas.

Puedes hacer un cabecero basándote en las figuras geométricas. Muebles o estantes, superpuestos con distintas figuras geométricas, e inteligentemente colocadas, tienen un poderoso efecto en la vista de cualquiera.

Si te gustan diseños poco convencionales, este es uno. Esto lo puedes complementar colocando figuras en el techo que se asemejen a la bóveda celeste.

6. Cabeceros de madera.

Este es el cabecero clásico, siendo una buena pieza de madera siempre resultará muy atractiva a la vista y al resto de los sentidos y siendo también una opción duradera.

Aquí es solo cuestión de elegir el tipo de madera y la forma deseada.

Otra opción son los cabeceros metálicos que llenan de energía la habitación, así como de modernidad. Es la antítesis de la clásica pero siempre encantadora madera.

La madera luce bien si tus paredes no son lisas o tienen un acabado más campestre.

7. Cabeceros de Palets.

No por ser la idea número siete, es la menos importante, puesto que cada día son más y más los seguidores de esta tendencia.

Algunos osados han construido una habitación completa usando solamente estas piezas de madera, siendo este diseño innovador, interesante y todo un ejercicio de creatividad.

Igual hace falta señalar que hay cabeceros con palets que por la manera de trabajarlo se les puede dar un aspecto más refinado, siendo esta opción es barata y duradera, ya que los palets son por lo general maderas de alta resistencia.

Lo ideal es dotar los palets de acolchados para que podamos apoyar la cabeza más cómodamente.

Las opciones son innumerables, así que si piensas reformar tu dormitorio, empieza considerando el cabecero de tu cama. Una buena elección hará brillas tu espacio íntimo.

Consulta con un profesional o puedes ver las nuevas tendencias en Internet o en una revista especializada del hogar.

La otra gran ventaja es que hay opciones en el mercado que son económicas y de buen gusto.

Sin embargo, el abanico de posibilidades se extiende hasta una infinidad de colores, acabados y estampados, cuya combinación dará como resultado estilos completamente opuestos.

Da igual el estilo que tengas, ya sea rústico, clásico o nórdico, esto no significa que tengamos que renunciar a ellos.

Eso sí, si al final acabas eligiendo uno de estos modelos, lo mejor es que escojas paredes de colores claros y neutros para la zona donde vais a descansar, que normalmente es el dormitorio, así como muebles de líneas y acabados de formas sencillas.